Un dermatólogo me contó esta receta y nunca más volví a hacerme pedicura. Mis pies nunca se vieron tan bien

Nuestro cuerpo debe ser cuidado y tratado debidamente por completo. Sin embargo, a pesar del uso de cremas y tratamientos que podamos estar realizando, pocas veces consideramos tratar adecuadamente nuestros pies.

Los pies son zonas fundamentales en el organismo ya que estos nos proporcionan equilibrio y nos ayudan en nuestra movilidad, por lo tanto debemos tener un especial cuidado en los mismos; aunque no lo realices por salud toma en cuenta que en tus pies también se forman grietas antiestéticas.

Las grietas en los talones adquieren un color blanco mientras más tiempo se dejen actuar y por lo general suelen causar dolores molestos. Se producen por deshidratación y falta de cuidados.

Si quieres cuidar esta parte de tu cuerpo, tenemos el tratamiento adecuado para ti. Consiste en un producto natural que podrás elaborar en casa y que se encarga de hidratar los talones, además recupera la apariencia suave y elimina dolores. No representa un costo fuerte y tiene resultados totalmente garantizados.

Remedio casero recomendado por dermatólogos para tratar los pies


Ingredientes:

  • 3 tazas de leche fresca
  • 5 cucharadas de avena orgánica
  • 5 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

Modo de preparación y empleo:

  1. Calienta la leche suficiente para poder soportar el calor, luego mezclala muy bien con la avena y el aceite de coco.
  2. Vierte en un recipiente donde puedas sumergir tus pies.
  3. Luego de sumergir un rato, puedes añadir una cucharadita de bicarbonato en cada pie, restregar la planta del mismo con este ingrediente usando un cepillo y dejarlos sumergidos durante otros 10 minutos.
  4. Luego de secar, remueve exceso de piel con una lima suave, asegúrate de no dejar de usar tu crema hidratante.

Estos son algunos de los beneficios de aplicar este tratamiento:

  1. Hidrata la piel seca del pie, al tiempo que aporta nutrientes.
  2. Regenera pigmentos y blanquea la piel.
  3. Rejuvenece la piel, aporta vitaminas para reducir arrugas y daños en los pies.
  4. Al ser un remedio suave, sirve como calmante si posees una piel muy sensible.
  5. Reduce ardor, inflamación y quemaduras.

RECUERDA COMPARTIR TU OPINIÓN Y HACERLOS EN TUS REDES SOCIALES , GRACIAS .

Fuente: un millón de ideas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *